lunes, 1 de septiembre de 2014

Anhelos

Un barco para navegar, para recorrer el mundo persiguiendo a la luna, cazando la luz del sol. Un
barco para volar sobre las olas y ver el rostro de Dios.

Un caballo para cabalgar, para soñar con aventuras, en las lejanas montañas, decapitar malvados
gigantes y conocer extrañas criaturas, para rescatar princesas y soñar con espadas, batallas y
armaduras. Un caballo para seguir sintiendo la magia que ha muerto en el mundo, la energía que
ellos transmiten y esa emoción que despiertan tanto en la más bullosa cabalgata como a paso
tranquilo en un bosque muy profundo.

Un perro como compañía, amigo leal y fiero que vaya conmigo hasta al fin del mundo o al mismo
infierno si lo requiero. Valiente en los peligros tranquilo en horas de calma, que no haya que
hablarle mucho para entender el peso que carga mi alma.


Una mujer para amar, inteligente, bonita y fiel, amante fogosa y tierna. Consejera y amiga
permanente, comprensiva con la locura y alcahueta de mis ocurrencias, firme y sincera incluso en
tiempos de duda, sincera siempre con lo que siente y piensa, pero con la discreción necesaria para
cada momento u ocasión.

Un hogar al cual llegar luego de largos viajes o agotadoras jornadas, donde la comida sabe mejor y
son más cómodas las almohadas, un refugio físico donde estirar las piernas para compartir
felicidad y tristezas con mi adorada familia y mi adorada compañera. Para tener privacidad
absoluta y gozar en calma la soledad, o meditar solo un poco todo lo que implica amar.

Versos y párrafos para escribir, que fluyan siempre a través de la pluma, y nunca dejen de venir,
que sean pasión y trabajo, para que también paguen el diario vivir.

Muchos libros para leer, perderme en ellos de la realidad absurda, pues en los libros encuentro
fantasías, historia, filosofía y aventuras. Son los libros un gran medio para reconciliarse con la
humanidad pues la bondad y virtudes de algunos personajes nacen de la imaginación y sueño de
los autores, y si se puede soñar, tal vez algún día se pueda lograr, y aunque también existen
muchos personajes malos, en los libros por lo general, el bien triunfa sobre el mal.