sábado, 12 de diciembre de 2015

Hail Femnazis

*Femnazi: dícese de la mujer que en todo comentario ve el carácter denigrante y sexista aun sin que exista, olvidando el sentido del humor y la libertad de expresión que todos tenemos.


Cada día el mundo va evolucionando, se mueve a pasos agigantados y las dictaduras que otrora durasen veinte o cuarenta años hoy se empiezan a desmoronar a los diez o doce, países que se vieron sumidos en la más absoluta miseria hace dos o tres décadas hoy son factores de consideración en la economía global. Y las mujeres (la más perfecta, hermosa sublime, compleja y complicada creación de Dios) son hoy la fuerza  más poderosa del mundo.

Hace menos de cien años las mujeres no tenían aun derecho al voto, mucho menos podían trabajar fuera de la casa mientras estuviesen casadas, y tenían que aguantar las vejaciones que el destino le mandase en manos de su marido, quien era el que decidía los destinos familiares, si se piensa con objetividad, pocas mujeres de antaño pudieron decir (bajo los estándares actuales) que quedaron bien casadas. Por lo general sus maridos eran alcohólicos, mujeriegos y jugadores que pasaban más tiempo trabajando la tierra para proveer sus vicios y los alimentos familiares (generalmente en ese orden) que en compañía de los suyos.

Con el tiempo estas conductas fueron cambiando por la evolución de la sociedad, la lucha de las mismas mujeres por la igualdad de genero, el acceso a la educación y obviamente los tratados internacionales y las leyes. Hoy en día la discriminación por sexos se encuentra casi que olvidada, ya solo se habla del sexo débil cuando nos referimos a la fuerza física (la naturaleza por evolución le ha dado mayor fuerza física a los ejemplares masculinos de todas las especies ya sea para defensa del territorio o para proporcionar alimentos) aparte de eso, las mujeres han demostrado que superan a los hombres en todas las demás áreas, son más inteligentes, hábiles, amorosas, laboriosas recursivas y talentosas que los hombres. Toman al mundo en sus manos con la misma facilidad que lo conquistan con sus ojos o lo someten con otros atributos, y logran sin ningún problema todo aquello que se proponen.

Sin embargo, ha nacido un auto segregado grupo de féminas que a mí me gusta denominar Femnazis, son aquellas que dentro del control y dominio abierto que ahora ejercen las mujeres sobre el mundo, han perdido todo sentido del humor, de la equidad y la gracia. Atacan con sevicia y sin recelo a cualquiera que haga un chiste de sexos, sin importar el género de quien lo haga, como si la búsqueda de la risa fuese una falta grave contra la integridad física, moral o espiritual de todas las mujeres del mundo. Han llegado hasta el punto de atacar los nombres que una famosa marca de cosméticos le pone a sus esmaltes (posiblemente dentro del mismo sentido del humor femenino pues ningún hombre heterosexual podría administrar exitosamente una empresa de ese talante) alegando que son nombres de productos que denigran al género femenino.

Es posible que yo no entienda a las mujeres, o que simplemente es mi parte anarquista la que no me deja entenderla ya que por haber crecido en una familia Matriarcal (seis tías y un tío, no estoy contando a mi mamá) me vea incapacitado para comprenderlas solo por revelarme inconscientemente ante las figuras que veo como autoridad y poder, si estoy seguro de que no todas las mujeres tienen la misma conducta y forma de pensar (afortunadamente de lo contrario aun seguiría siendo virgen), y en un mundo que ha evolucionado tanto, todos tenemos derecho a pensar diferente y manifestar nuestras opiniones. Pero dejen de lado el fascismo, no perdamos el sentido del humor ni la habilidad de reírnos de nosotros mismos.

Las mujeres siempre han dominado el mundo, otrora lo hacían  desde dentro de la habitación y las sabanas, hoy lo hacen dentro y fuera de la misma, con elegancia, distinción, clase y altura. No hay que pedir la cabeza del bufón del reino para ganar respeto, pues el sentido del humor es en gran parte el que demuestra la agudeza mental de las personas, y es con esta agudeza con la que se gana todo aquello a lo que se aspira. Ojo no estoy hablando de los chistes finos o malos, es de entenderlos y gozarlos todos, detrás de ellos vienen otras cosas, el verdadero respeto y carácter están muy por encima de la risa, pero tiene como base la tolerancia.


Por ultimo lectores y lectoras (seré incluyente para que las Femnazis que no hayan entendido mi escrito me torturen poco antes de matarme) comprendo bien que este escrito no es el más fácil de leer entre mis haberes, sin embargo lo hago tan sencillo como es posible teniendo en cuenta la complejidad del tema tratado, es verdad que aún existen estadísticas y otras cosas que aquí no se mencionaron, pero no vale la pena mencionarlas, primero porque alargarían mucho más el texto, y segundo porque esto no es un censo científico ni periodístico, es una opinión recogida entre la reflexión y la experiencia que busca al menos alivianar un poco las cargas de quien lo escribe.

Nadie puede tildarme de machista, y quien lo haga posiblemente no ha hecho una lectura juiciosa del mismo. Siempre he sostenido que los mejores momento de la vida son: Tras as orejas de un caballo y frente a los ojos de una mujer.  

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con tu escrito (y aprovecha esa vena de escritor porque se te da muy bien!)
    No estoy de acuerdo con que las mujeres somos mas inteligentes que los hombres. creo que no es una cuestión de género, sino de muchas otras circunstancias. Hay mujeres más inteligentes que hombres y hay hombres más inteligentes que mujeres. En todo caso te agradezco tu opinión, aunque no esté de acuerdo con ella.
    Si creo que cualquier adjetivo que tenga la palabra Nazi puede ser insultante para muchas personas. De hecho el término FEMINAZI fue usado en los años 70 de forma peyorativa hacia las mujeres que defendían el aborto comparando éste con el holocausto, así que sí puedo entender que haya gente que se sienta herida con eso.
    Pero si creo que hay un grupo de mujeres que en su afán por defender y luchar por la igualdad, se pasan y se sienten perseguidas y ofendidas por comentarios y escritos que las confrontan. Creo que es un tema de complejo de inferioridad; es un tema que hay que superar en todo caso.
    Lo de los esmaltes es un táctica publicitaria bastante tonta y con una ausencia de creatividad inmensa.. Si sacaran una marca de calzoncillos que se llamaran "PERRO" "GIGOLO" "VIEJO VERDE" "NERD" "METROSEXUAL" "GUARRO" estoy segura que los hombres se lo tomarían con mas humor y menos alharaca... pero de nuevo, sería una táctica publicitaria bastante tonta, así como la de los esmaltes.
    Quienes te conocemos sabemos que amas y respetas profundamente a las mujeres así que si se ofenden, pues tienen huevo, no te conocen, o tienen un grave problema de complejo de inferioridad, así que niñas, Supérenlo que quienes escribimos lo hacemos para expresarnos y no para agradarles. Simón, sigue adelante tras las orejas de un caballo y frente a los ojos y el corazón de una mujer. Lulu.

    ResponderEliminar